Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

 

José Gil de Castro: El Pintor de la Independencia

Por Juan Bragassi Hurtado


Durante la Colonia, el Virreinato de Perú fue uno de los territorios más importantes del imperio español debido a su enorme  riqueza. La “Ciudad de los Reyes” – hoy ciudad de Lima -  fue la capital de dicho virreinato, centro neurálgico de todo el cono sur. Allí se desarrolló un arte de importante influencia, donde se empiezan a evidenciar la fusión de dos culturas y el surgimiento de una expresión mestiza, la que estuvo orientada principalmente a temas religiosos, al retrato y los tipos sociales.

El Reino de Chile, para ese entonces  “Capitanía General”, territorio lejano aunque clave en términos militares, fue un centro de recepción e importación de obras peruanas.

Cuando la independencia estalló en América, se convirtió en uno de los referentes del continente, y tuvo como su primer pintor “nacional” al peruano José Gil de Castro.

De origen humilde, nació en la actual ciudad de Lima, Perú en 1785; hijo de madre esclava liberada y un militar de ancestros africanos. Aunque realizó trabajos de temáticas religiosas, cultivó con mayor preferencia el arte del retrato.

En sus trabajos, el “Mulato Gil de Castro”, plasmó las imágenes de la aristocracia criolla de fines de la época colonial.

Instalado en la ciudad de Santiago de Chile alrededor de 1806, continuó exitosamente con su labor, alcanzando a círculos muy importantes de la sociedad de la época.

En el período de la Independencia Nacional, Gil de Castro, retrató a los primeros republicanos de sur América. Caso muy especial es la conocida serie de retratos de los líderes independentistas Simón Bolívar, Bernardo O`Higgins y José de San Martín. A este último lo acompañó, en 1822, como voluntario en el Ejército Libertador del Perú con el grado de capitán del cuerpo de ingenieros, desempeñándose con posterioridad como Primer Pintor de la Cámara de Gobierno del Perú, visitando en ese período numerosas veces nuestro país.

Se especula que Gil de Castro habría fallecido en ciudad de Lima en 1843 a la prematura edad de 56 años.

En la actualidad, en las proximidades del Cerro Santa Lucía – antiguo Peñón Huelén – de la ciudad de Santiago de Chile, existe una plaza denominada “Mulato Gil de Castro”. Ello se debe a que en las proximidades de ese sector, fue donde este artista habría tenido ubicado su taller.

 

Publicado el 01-07-2009

Compartir Tweet


Centro Informativo de ALERTA AUSTRAL - Santiago de Chile - http://www.alertaaustral.cl - 2005-2012
L
a reproducción total y parcial del contenido, asi como de las imágenes publicadas, debe ser con autorización de los editores de la revista y con cita de la fuente.

   Creative Commons License