Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

 

Los candidatos del Poder

Por Eduardo Valenzuela Gonzlez


Penoso, pero predecible, ha resultado el escenario político electoral de estos meses. Se han impuesto, como siempre los poderes incubados en los partidos, por un lado; y el poder perverso del dinero, por el otro, como ha venido ocurriendo en los últimos 20 años... 

La Concertación tuvo el mes de abril sus tradicionales y cada vez menos concurridas, primarias. El reverdecido Eduardo Frei Ruiz-Tagle, mostrándose al país como un candidato con nuevas ideas para los desafíos que vienen. Gran parte de su discurso invoca cierta disidencia de la Concertación, y con ácidas críticas, más forma que de fondo, a la profesionalización de los burócratas de sus filas que llevan dos largas décadas, de ministerio en ministerio; y ahí hacia abajo desparramando miles de funcionarios-militantes que ven en la política, su trabajo y el lastro de corrupción que aquello trae. Se nota que hace esfuerzos por aparecer más simpático, juvenil y cordial, pero no tenía alternativa, pues  si mantenía su antiguo (y verdadero) lock no tenía ninguna posibilidad de ser reinstalado en la contienda electoral que se avecina.

Su irrupción, de todas maneras, no debería sorprender a nadie. La Democracia Cristiana, no iba a dejar pasar otra elección sin tener un candidato de sus filas. Las señales venían con total claridad por parte de los socialistas: Lagos con una extraña indefinición, Insulsa privilegiando su estatus y proyección como presidente de la Organización de estados Americanos (OEA). Ni siquiera las macabras operaciones del Senador y presidente del partidos Socialista, Camilo escalona, lograron doblar la mano a la DC. Frei, como político de tomo y lomo que es, sabía esto, y se perfiló con anticipación, dejando sin opción a la senadora Soledad Alvear. Por ello, fue candidato sin contrapeso de casi toda la multipartidaria, con el apoyo de las maquinarias partidarias, que son dueñas de todo al interior de los partidos.

El invitado de piedra de las primarias fue el senador Radical José Antonio Gómez, quien se postuló sin aceptar componendas ni negociación. Todo terminó como era de esperar, con intimidantes amenazas y diatribas por parte de sus “aliados” de la Concertación, que lo descalificaron sin piedad. El resto es historia antigua y no pasó de ser una candidatura testimonial, pero que recogió cerca de un  35% de los escasos votantes de la sexta y séptima regiones. Una señal que debiera dejar algunas lecciones a los operadores de la Concertación. Tema aparte, al final del evento, cuando se proclamaba a Freí, tras ganar esas primarias, fue la ordinariez del senador Escalona, quien encarna como ninguno, lo más ruin de la políticos, quien ha sido desde muy joven un parásito, sin trabajarle un día a nadie, dedicado servilmente a la burocracia del socialismo criollo, todo en nombre de “clase obrera”. ¿Da risa, no?  

Al otro lado de la vereda, que no se diferencia casi en nada a la Concertación, está el candidato de la derecha, el polifacético Sebastián Piñera. El multimillonario, militante de Renovación Nacional, lleva años posicionando su imagen y como ex candidato de su sector tomó una ventaja irremontable para sus socios de la UDI, los que han tenido que aceptar, con muchos desencuentros, que no tienen candidato en condiciones de desbancar a Piñera. La Derecha, más allá de sus aparentes conflictos, está más unida que nunca, pues saben que tienen la gran oportunidad de ganar las presidenciales, ya que, hasta ahora, las encuestas favorecen al magnate. Este candidato, independiente de los atributos que ostenta, representa la formula dinero-política que ha dado buenos resultados electorales en otras latitudes. Eso también lo tiene muy claro al Alianza por Chile. Piñera, tiene una fortuna que sobrepasa los mil millones de dólares y haciendo gala de un emergente puritanismo, está entregando la administración de sus empresas a terceros, antes que, incluso, se legisle sobre la ley de Fidecomiso Ciego (mecanismo que permite a una persona que ejerce un cargo de alta autoridad pública, ceder la administración de su patrimonio a un tercero independiente, sin tener opción a saber del manejo posterior de sus bienes por parte de éste). Buen manejo de estrategia comunicacional, ya que su mayor cuestionamiento es precisamente su inmensa fortuna, en un país con una de las peores redistribuciones de la riqueza en el mundo, con niveles de desigualdad que no tienen comparación, ni es los países más pobres de Latinoamérica. A esto se debe sumar que es como financista de la Fundación Futuro ha puesto en la agenda temas de su interés; como dueño de Chilevisión, se ha transformado en paladín de la libertad de expresión y como accionista de Colo Colo, ha intentado ganarse el cariño de la mayoría de los chilenos. Saca partido mediático de todo. Por ello, no es casual su preferencia electoral, siendo probable que sea el próximo presidente de la república. 

A muchos, tiene cansado este cuadro patético de repartición del poder. La Concertación con su maquinaria partidaria que tiene a sus leales lacayos en cuanto puesto público puede, sin considerar sus reales competencias para los trabajos asignados y con un candidato que es parte de la línea de mando  responsable de tanto abuso en la administración pública. La Derecha, con un candidato de una fortuna ajena a la realidad del país que pretende representar; es un sagaz comprador y vendedor de acciones, lo que ha cimentado su riqueza no como generador de empleos, como tanto invoca hoy, sino especulando en la bolsa. 

El Nacionalismo, que está tan distante de ambos bandos y sus rancios horizontes ideológicos que divide al país, no debe involucrarse en este conocido escenario del poder. Se debe estar atento, pues algunas patriotas, ante la falta de proyecto propio, buscan asilo en estas plataformas políticas, tal vez seducidos por alguna prebenda. Son trampas de quienes no practican valores superiores; y no entienden que amar a Chile, es amar a su pueblo, tan vapuleado; que sólo les sirve para validar su permanencia en el poder y perpetuar sus mezquinos intereses de casta.

 

Publicado el 01-05-2009

Compartir Tweet


Centro Informativo de ALERTA AUSTRAL - Santiago de Chile - http://www.alertaaustral.cl - 2005-2012
L
a reproducción total y parcial del contenido, asi como de las imágenes publicadas, debe ser con autorización de los editores de la revista y con cita de la fuente.

   Creative Commons License