Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

 

Las manifestaciones y la falta de respeto a la ciudadanía

Por Hans Fiebig


Estos últimos meses hemos sido testigos de muchas manifestaciones sociales que se han desarrollado por los más distintos temas, desde la oposición ciudadana y la aprobación del proyecto hidroeléctrico de Hidroaysén, al movimiento estudiantil que reclama demandas a favor de terminar con el Lucro en la educación y que se brinde una educación de Calidad.

Los opositores al gobierno han descubierto en ello un verdadero talón de Aquiles, en donde en constante aumento, las manifestaciones han ido creciendo no solo para las demandas sociales, sino como oportunidad de demostrar el descontento hacia el gobierno de turno. Sin duda los medios de comunicación han brindado su grano de arena al cubrir estas manifestaciones, aumentando la sensación de descontento. Los temas se han puesto sobre la mesa, y es muy dificil que algún ciudadano no conozca o no tenga ya una opinión, a favor o en contra, de los temas que han movilizado a la ciudadanía.

Común denominador en estos movimientos ha sido la presencia permanente de quienes hacen cualquier bandera de lucha su excusa para el vandalismo y el pillaje. En cada manifestación no ha faltado la cuota de violencia por infiltrados oportunistas a cualquier causa, que las utilizan de excusa para destruir y robar.

No se ha salvado ni el patrimonio historico de nuestras ciudades en aquellas orgías de destrucción, en donde, constantemente se han ido dañando y extraviando las partes de metal de las distintas estatuas y esculturan que adornan los monumentos. Es irónico que en marchas a favor de la educación se destruya nuestro patrimonio cultural, como atentado a nuestra memoria histórica, cuando cultura y educación deben ir de la mano.

Dentro de la misma expresión de ignorancia también se han deformado simbolismos propios de momentos de nuestra historia, como los cacerolazos, utilizados en tiempos historicos, mucho antes que en los Gobiernos de la Unidad Popular como se cree, simbolizando que el pueblo tiene hambre. Con una lucidez brillante, o una buena asesoría de terceros, el movimiento estudiantil aprovechando el buen nivel de convocatoria creado, llama a realizar cacerolazos en apoyo a sus demandas, sin que se advierta que el simbolismo no está para nada relacionado.

Los que deben mantener el orden en la ciudadanía, Carabineros de Chile, se encuentran completamente sobrepasados y atados de manos. Además han soportado los ataques hipócritas, por parte de los lideres de izquierda, quienes han desprestigiado a la policia uniformada, mientras se lavan las manos de los desatrosos resultados que producen sus convocatorias en materia de destrucción, vandalismo y ataque a cuanto ciudadano vaya en contra de sus corrientes.

Gradualmente, a Carabineros se les ha ido quitando atribuciones que han afectado su desempeño y efectividad en el combate y control de los delincuentes. El trauma referente a violación de los Derechos Humanos (producto del gobierno militar) hizo que en los posteriores Gobiernos en Democracia se limitara constantemente el accionar de Carabineros, más allá de todo lo razonable.

El nivel de falta de respeto hacia las autoridades de seguridad y orden es incomprensible en otros paises, en donde la agresión a su policia uniformada o civil, conlleva las más altas sansiones y en donde la policía, a la más minima provocación, puede actuar para restablecer el orden.

Si queremos cambios en nuestra sociedad, debemos partir por avanzar hacia una cultura de mayor respeto al patrimonio, la ciudadanía y las autoridades. Quienes no son capaces de demostrar esa minima consideración dificilmente serán capaces de acoger un cambio a favor de mejorar las condiciones sociales que la ciudadanía requiere. Solo serán los eternos automarginados de la participación civica que depende de ellos mismos.


 

Publicado el 15-09-2011

Compartir Tweet


Centro Informativo de ALERTA AUSTRAL - Santiago de Chile - http://www.alertaaustral.cl - 2005-2012
L
a reproducción total y parcial del contenido, asi como de las imágenes publicadas, debe ser con autorización de los editores de la revista y con cita de la fuente.

   Creative Commons License