Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

 

Afrenta a Neptuno y Anfitrite en Santiago

Por Hans Fiebig


Muy sorprendidos se encuentran los habitantes del casco histórico de Santiago, en el sector de Santa Lucía, cercano a los arreglos del Parque Forestal, al descubrir que la estatua que adorna los pies del cerro Santa Lucía, la hermosa obra Neptuno y Anfitrite (donada por Luis Cousiño a fines del siglo XIX a la ciudad), fuese tapada por una publicidad de bebida alcohólica.

Según los argumentos que han trascendido desde el Municipio de Santiago, el financiamiento de dicha publicidad se utilizará para financiar los arreglos en el barrio y también la deteriorada obra de arte, como aclararó el alcalde días posteriores.

No obstante, más allá de la necesidad de obtener los recursos económicos para financiar los arreglos, estamos ante una afrenta ante estos dos dioses, matrimonio de las profundidades del mar, en donde les han puesto un biombo para que la ciudad no pueda admirarlos.

¿Qué dirían si en la cumbre del San Cristobal, pusieran un tremendo anuncio publicitario tapando la gran estatua de la Virgen, para que sus fieles tengan que admirar la publicidad de un producto en vez de ir a adorarla, todo por posicionar el nuevo dios de nuestros tiempos, los productos de consumo?.

Los antiguos pueblos no se atrevían a realizar este tipo de afrentas a sus dioses, de lo contrario desatarían inmediatamente su ira sobre ellos. Los dioses no merecen este tipo de tratos, menos de los humanos que nunca estarán a su altura.

No obstante ha sido frecuente en los últimos tiempos el agravio constante a las esculturas y obras de arte que adornan las plazas en todo nuestro país. Tras el terremoto hubo un saqueo permanente a muchas obras que adornaban las ciudades, como resintieron los habitantes de Talca. Incluso la Loba Capitalina, donada por Mussolini, fue substraida en Octubre del año pasado en dicha ciudad.

En otras ciudades, como Valparaiso, se pueden apreciar muchos pedestales sin sus estatuas, las cuales han sido substraidas. Y en Santiago, al comenzar las movilizaciones en mayo pasado, también fueron mermando el patrimonio. Donde la estatua donada por la colectividad Italiana para el primer centenario y restaurada años atrás, la fueron despojando de sus adornos de bronce, hasta quedar completamente mocha.

Nos falta un cambio cultural, que no se va a lograr con educación gratuita como reclaman los movimientos ciudadanos. A nuestro país le falta una visión de cultura que no se obtendrá en las aulas, sino que de un cambio generacional que tendrá que ser impulsado por una cosmovisión nacional, a la cual estamos a años luz de poder materializar.

 

Publicado el 10-10-2011

Compartir Tweet


Centro Informativo de ALERTA AUSTRAL - Santiago de Chile - http://www.alertaaustral.cl - 2005-2012
L
a reproducción total y parcial del contenido, asi como de las imágenes publicadas, debe ser con autorización de los editores de la revista y con cita de la fuente.

   Creative Commons License