Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

 

Longueira y el plebiscito para una salida al mar para Bolivia

Por Hans Fiebig


En octubre pasado, el senador UDI, Pablo Longueira, propuso que el gobierno efectúe un plebiscito para zanjar la salida al mar para Bolivia, no descartando incluso una salida soberana. No se hicieron esperar los comentarios de otros parlamentarios a favor de esta iniciativa, como el senador PS Camilo Escalona.

Lo grave de esto no es buscar una solución para Bolivia (se ha intentado varias veces, incluso en el gobierno del general Augusto Pinochet en el abrazo de Charaña con su par de Bolivia, el entonces General Hugo Banzer). Lo grave es cómo los políticos hacen y deshacen en materia de soberanía, como si los recursos fueran de ellos, olvidando que nos pertenecen a todos los chilenos. 

Por otro lado, opinan algunos, ir a un plebiscito es zanjar, de una sola vez, el tema, dado que es sumamente improbable que el pueblo chileno vote a favor de tan descabellada iniciativa. Pero los tiempos han cambiado y podemos encontrarnos con cualquier sorpresa, no hay que olvidar que durante décadas hemos sido bombardeados mediáticamente con el fin de que nuestro pueblo sea cada vez más de la aldea global, olvidando sus propios orígenes, valores y tradiciones. 

Por suerte, el mecanismo de ir a un plebiscito para este tema es jurídicamente imposible, ya que los plebiscitos son para resolver conflictos entre el poder ejecutivo y el poder legislativo, por lo que la propuesta del senador UDI no llegará muy lejos. 

Nuestro país necesita buscar otros mecanismos para resolver la aspiración boliviana. No obstante esto, no va a resolver los problemas internos de nuestro vecino país. Bolivia, actualmente, cuenta con mejor infraestructura caminera para llegar hasta Arica que la propia al interior de su país, lo que a ellos les impide un mejor desarrollo por no poder movilizar sus propios recursos dentro de Bolivia. 

Mientras nuestros países vecinos (Perú y Bolivia), en momentos de baja popularidad de sus gobernantes, se acuerden que el eterno mal de ellos ha sido las pérdidas por culpa de nosotros; mientras los gobernantes vecinos nos demonicen para justificar los problemas de sus países, escondiendo sus actos de corrupción y mientras no despierten frente a la hipocresía y corrupción de sus propios gobernantes, no van a lograr sus metas de desarrollo, y esto no lo van a lograr ni con mar, ni con más territorios, ni con otras soluciones, salvo exigir a sus gobernantes mayor probidad y menos corrupción.

 

Publicado el 01-11-2010

Compartir Tweet


Centro Informativo de ALERTA AUSTRAL - Santiago de Chile - http://www.alertaaustral.cl - 2005-2012
L
a reproducción total y parcial del contenido, asi como de las imágenes publicadas, debe ser con autorización de los editores de la revista y con cita de la fuente.

   Creative Commons License