Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

 

El homenaje perpetuo a nuestros mártires

Por Hans Fiebig


Volver a repasar los fatídicos momentos después de setenta años puede parecer, para muchos, un hecho histórico que debería quedar en el olvido. Pero no, nuestra memoria es forjadora de nuestra historia y recordar este hecho de sangre, como muchos otros que han formado la historia sangrienta de nuestro país, no es un deber, sino que un homenaje para todos aquellos que cayeron creyendo en la construcción de un futuro mejor para nuestra patria.

Fue tradición escuchar cada año en Radio Agricultura y también en Canal 13, al periodista Julio Martínez Pradenas, que cada 5 de septiembre realizaba un homenaje a los caídos en la Matanza del Seguro Obrero, y como no hacerlo, el hecho lo marcó de por vida al vivir la fecha en carne propia. Tuve, una vez, la oportunidad de cruzar unas palabras con él en vísperas del aniversario, al encontrarme visitando a su vecino, Enrique Zorrilla (ex militante del MNS) quien salvara con vida al realizar otras funciones dicho día. “Fue un hecho muy terrible, muy doloroso… fíjese que perdimos a un compañero del colegio” me dijo mientras bajábamos en el ascensor. Pues claro, Julio Martinez tenía unos 15 años y cursaba sus estudios en el colegio San Pedro Nolasco cuando cayó Salvador Fernández Ponicio, ex alumno del establecimiento.

Curiosamente, un 5 de Septiembre del año 2007 en la madrugada, el departamento de Enrique Zorrilla se incendia, perdiendo todos sus libros y recuerdos. Su vecino, Julio Martínez que sufría de asma, tuvo que ser internado por la inhalación de humo. 

Julio Martínez ya no está con nosotros, y extrañaremos los homenajes que siempre realizaba, de esta brutal masacre acontecida hace 70 años.

Como Salvador Fernández, hubo muchas familias que perdieron sus hijos, sus hermanos, sus padres, sus compañeros de curso. Todos los años se reencuentran los familiares que aún van quedando, para recordar a sus seres queridos, hijos que no crecieron con sus padres, hermanas que no conocieron a sus hermanos, toda una generación herida en lo más profundo.

Es nuestro homenaje recordar a todos ellos, que tuvieron la valentía de morir por la convicción de una causa superior, la causa que unía al hijo del palacio y del taller como entonaba el himno, una causa de servicio al país y no de servirse del país como las clases políticas del pasado, presente y futuro.

 

Publicado el 01-09-2008

Compartir Tweet


Centro Informativo de ALERTA AUSTRAL - Santiago de Chile - http://www.alertaaustral.cl - 2005-2012
L
a reproducción total y parcial del contenido, asi como de las imágenes publicadas, debe ser con autorización de los editores de la revista y con cita de la fuente.

   Creative Commons License