Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

 

Breve Historia del Partido Agrario Laborista (1945-1965)

Por Juan Bragassi Hurtado


Como se afirmó en un anterior artículo, tras la disolución a principios de 1945, del Partido Unión Nacionalista, algunos de los nacionalistas disgregados, logran reagruparse en efímeros y particulares experimentos, de los cuales destacamos: El grupo Renovación, los Cóndores y la Acción Chilena Anticomunista (ACHA). 

Más afortunada fue la experiencia de la publicación nacionalista “Estanquero” del ex miembro del Partido Conservador Jorge Prat, la que se publicó hasta el año 1953. 

Por ese tiempo, aparece a la luz pública, el Partido Agrario Laborista (PAL), creado oficialmente, el 15 de diciembre de 1945. 

El origen del PAL, lo encontramos en el Partido Agrario, colectividad de carácter regional y corporativa, fundada en Temuco, el año 1931,  por un grupo de prestigiosos agricultores sureños. 

El Partido Agrario, pese a no ser una colectividad política fuerte, logró obtener y mantener, en la década del 30, su presencia en el parlamento y en los municipios sureños. 

Con la llegada al Partido Agrario de don Jaime Larraín García Moreno, en 1945 – personalidad con trayectoria anterior, como diputado conservador y activo dirigente de la Sociedad Nacional de Agricultura -, es que esta colectividad logra obtener una mayor madurez y protagonismo en el debate público, referido a los variados aspectos de la política contingente. 

Larraín, además, fue quien promovió el acercamiento y fusión de este conglomerado, con los nacionalistas disgregados - varios de ellos ex nacistas y vanguardistas - y los ibañistas independientes, los que permanecían agrupados en el pacto Alianza Popular Libertadora. De la unión de estas tres fuerzas, surgió el Partido Agrario Laborista. 

En su declaración de principios, el PAL se definió como un partido integrado por “hombres de trabajo”, destinado a obtener una democracia más amplia en lo político y social. En lo político, el PAL propiciaba una “democracia funcional”, de tipo económico acorde a las exigencias de la justicia social, promoviendo la existencia de dos cámaras, una política y otra gremial y económica; en lo económico, se declaraba partidario de una economía “autodirigida”, que fuese el resultado de la colaboración orgánica de las fuerzas de producción, formando parte integral del cuerpo del Estado, reemplazando el concepto del lucro, por el de función social; en lo social, propugnaba la acción del Estado para satisfacerlas necesidades sociales, a fin de asegurar la existencia permanente y la obtención de la justicia y bien estar social. 

En las elecciones parlamentarias de 1945, tras una fuerte campaña anti radical y  de crítica hacia las tradicionales fuerzas políticas, el Partido Agrario Laborista logra obtener dos senadores y tres diputados, mientras que en 1949, cuatro senadores y catorce diputados, manteniendo su tendencia al crecimiento, transformándose así en el cuarto partido del país. 

Jaime Larraín, ocupó brevemente la presidencia del PAL, en 1951, renunciando a dicho puesto y a su militancia, tras ver frustrada su pre candidatura presidencial, frente a la carismática figura del general (R) Carlos Ibáñez del Campo, quien había salido elegido por primera mayoría Senador por Santiago (en la elecciones parlamentarias de 1949), apoyado por un espectro diverso de fuerzas políticas (Social Cristianos, Falangistas, Agrario Laboristas, Socialistas Populares, etc.). 

En las elecciones presidenciales de 1952, la candidatura del general (R) Ibáñez, fue presentada por el PAL, su postulación, nuevamente, fue apoyada por un espectro diverso de partidos y movimientos políticos, al que se le sumaron el Partido Radical Doctrinario, y en forma no oficial, el Partido Democrático del Pueblo (nombre de fachada del Partido Comunista de Chile, que estaba declarado en la ilegalidad). 

La razón de dicha actitud del comunismo criollo, la encontramos en el hecho de que el PAL, si bien se manifestaba contrario al comunismo, no apoyó la dictación y aplicación de la Ley de Defensa de la Democracia. 

Así, Carlos Ibáñez fue elegido, junto a su programa de reformas, en septiembre de 1952, con el 46,79% de los sufragios. 

La relación del Presidente Ibáñez, con las heterogéneas fuerzas ibañistas, rápidamente pasó a ser conflictiva, ya que cada una de ellas, se atribuyó la autoría de su éxito, queriendo monopolizar el poder político e intervenir en las atribuciones del ejecutivo. 

Pese a ello, en las elecciones parlamentarias de 1953, el PAL continuó experimentado una tendencia al crecimiento, obteniendo el 15,2% de los sufragios (118.483 votos), lo que se tradujo en el logro de 26 diputados, constituyendo así la representación del 41,66% del electorado ibañista, seguido en número, por el Partido Socialista Popular (facción escindida del PS), que pasó prontamente a la oposición (1953). 

Se sucedieron, en el gobierno, una serie de cambios de gabinete - compuesto principalmente por independientes de variadas orientaciones -, que se sumó a una crisis económica (inflación), acrecentada por la guerra de Corea y los conflictos sociales encabezados, por la entonces recién creada (1953) Central Unitaria de Trabajadores (CUT), bajo el mando del dirigente sindical Clotario Blest. 

Por su parte, en el Partido Agrario Laborista, se  sucedieron una serie de luchas intestinas, entre un sector que promovía una mayor participación en el gobierno y otro que abogaba por una posición más independiente o incluso, de oposición al gobierno de Ibáñez; un ala “derechista”, que le confería preocupación a las medidas económicas, versus otra, que abogaba por medidas más populares y su acercamiento con las fuerzas de izquierda. Este conflicto, finalmente, llevó al rompimiento del PAL con el ejecutivo (en 1955), cuando figuraba como presidente del Agrario Laborismo,  don Guillermo Izquierdo Araya. 

Dicho conflicto interno, produjo desgaste del Agrario Laborismo. Este desgaste se manifestó en la incertidumbre en sus cuadros militantes y en el declive sostenido de sus fuerzas, hasta su fragmentación en 1957, cuando nuevamente entraron a la coalición de gobierno. 

En ese período, se da la fusión del agónico Agrario Laborismo con el Partido Nacional, conformado con grupos escindidos del PAL en años anteriores, surgiendo así, al alero de la pre candidatura presidencial de Eduardo Frei Montalva y en oposición de la figura de Jorge Alessandri (en 1958), el Partido Nacional Popular (PANAPO). 

Este frente único anti alessandrista, los une por un breve tiempo, con la alianza de izquierda FRAP, encabezado por el social marxista Salvador Allende. La proximidad, genera discrepancias al interior del PANAPO, produciendo la salida de algunos de sus militantes que, en su mayoría, se trasladaron hacia el recién creado Partido Demócrata Cristiano (1957). 

Finalmente,  gracias a la candidatura presidencial del diputado Antonio Zamorano - el “Cura de Catapilco” -, el FRAP ve frustrada la candidatura presidencial de Allende, y así sale elegido el abanderado de derecha Jorge Alessandri R. 

El PANAPO se fusionó después, con el Partido Democrático, dando origen en 1960, al efímero Partido Democrático Nacional (PADENA) Significando la pérdida de la mayoría de sus parlamentarios (tres senadores y cinco diputados), que se fueron al Partido Demócrata Cristiano. 

En 1961, volvió a resurgir el PAL, con el nombre de Democracia Agrario Laborista. Dicho conglomerado, apoyó la exitosa candidatura presidencial del DC Eduardo Frei Montalva (en 1964), desapareciendo, definitivamente, tras las elecciones parlamentarias de 1965, donde logró 22.522 votos, representando así tan sólo el 1.0% de los sufragios a nivel nacional.

 

Publicado el 01-05-2008

Compartir Tweet


Centro Informativo de ALERTA AUSTRAL - Santiago de Chile - http://www.alertaaustral.cl - 2005-2012
L
a reproducción total y parcial del contenido, asi como de las imágenes publicadas, debe ser con autorización de los editores de la revista y con cita de la fuente.

   Creative Commons License