Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

 

Orígenes del Cine Chileno: Arturo Larraín Lecaros el Padre de Nuestro Cine Nacional

Por Juan Bragassi Hurtado


A principios de los años 90´s, un extraño incendio, destruyó gran parte de las dependencias de Chile Films, perdiéndose con ello, gran parte de la valiosa colección de películas nacionales, producidas entre los años 1910 y 1946. 

Si tomamos en cuenta, que las estimaciones más recientes, sobre la producción fílmica nacional, han establecido que tan solo que entre los años 1910 y 1931, se produjeron 78 films, podemos con ello,  tener una mayor noción, sobre la magnitud del daño que significó este siniestro, para cultura nacional.

Este trabajo, nace con la idea de rescatar esta importante época, partiendo por la década de 1910,  que dió origen al cine chileno, período el cual está en desconocimiento de la mayoría  de nuestros compatriotas. 

En esta primera parte, nos referiremos a la figura de don Arturo Larraín Lecaros, quien puede considerarse el padre del cine chileno, personaje que por lo demás, hoy en día está injustamente olvidado, pese a la importancia de su obra. 

Para su confección, nos hemos apoyado en la variada documentación escrita, dejada por el multifacético intelectual chileno, Jorge Délano, más conocido por su seudónimo "Coke", quien fuera director de la reconocida revista satírica "Topaze" y uno de los  importantes precursores del cine chileno.  

Interés Generacional 

Al constatar la producción cinematográfica, desarrollada a partir 1910,  nos llama la atención no sólo el número de las producciones, realizadas en un lapso  tan corto de tiempo; y las dificultades que debieron sortear los pioneros de nuestro cine; sino también las temáticas de dichas películas, que nos hablan de una coincidencia generacional, expresada en el interés transversal, por explorar en el "ser nacional" en sus variados aspectos. 

Esta situación, acerca a dichas producciones a la corriente intelectual criollista, expresada en las más diversas disciplinas del conocimiento, trascendiendo paulatinamente  de aspectos históricos y costumbristas a la contingencia de la época. 

Ello nos habla de un naciente desarrollo del cine de vertiente social y  político, que se enlaza en primer término, con una prematura creación de registro documental y más adelante, con el  denominado séptimo arte (películas argumentales) y la temprana iniciativa de confección de un dibujo animado, realizado en caso particular de Chile, a inicios de la década de los años 20. 

Don Arturo Larraín Lecaros: el Padre del Cine Chileno 

El pasado año 2007, en la ciudad de Santiago de Chile, se hizo la exhibición de parte de un antiguo material fílmico documental, el cual contenía algunos registros mudos de los festejos realizados, con motivo de la celebración del primer centenario de nuestra independencia nacional. 

Estas filmaciones, ya habían sido exhibidas años antes, en 1962, bajo el título de "Recordando", los negativos reparados para esa oportunidad, fueron producidos por Alfonso Naranjo y su compaginaciones debe a don Edmundo Urrutia.  

Dicho registro visual, constituye precisamente el primer antecedente de los inicios del cine chileno, en el ámbito documental, y  si lo miramos del ámbito periodístico: de lo que hoy conocemos como noticiarios. 

Su autor, fue don Arturo Larraín Lecaros, quien tiene además la importancia, de haber traído el primer equipo de filmación y proyección que funcionara en Chile. 

Las máquinas, eran de origen francés de la reconocida marca "Pathé", realizando dichas filmaciones sobre una carroza, similar a las popularmente conocidas en Viña del Mar como: "victorias". 

Larraín, fue conjuntamente, el primero en instalar un laboratorio de producción, el cual estaba ubicado en la calle Esmeralda, esquina con San Antonio, de la ciudad de Santiago. 

Poco tiempo después, don Arturo Larraín Lecaros, se asoció con el cinematografísta francés Monsiur Cheveney, produciendo la primera película con argumento, la cual fue basada en la vida de Manuel Rodríguez, protagonizada por don Alfonso Urzúa Rosas, de oficio dentista y profesor de declamación. 

Dicho film, no corresponde a la popularmente conocida película "El Húsar de la Muerte", dirigida y actuada por Pedro Sienna, fechada en 1925. 

Esta aclaración la hacemos, con la finalidad de despejar dudas frente a la asociación que se les puede hacer. 

Del señor Larraín, no tenemos mayores antecedentes referidos a su biografía o a posteriores producciones fílmicas, sin embargo, los antecedentes esgrimidos, son suficiente testimonio para establecer, que a esta personalidad, le corresponde el ser considerado el padre de nuestro cine nacional. 

Para los que quedaron con gusto a poco, les avisamos que en los próximos artículos, abordaremos con mayor abundancia de datos, tan interesante período de desarrollo.

 

Publicado el 01-02-2008

Compartir Tweet


Centro Informativo de ALERTA AUSTRAL - Santiago de Chile - http://www.alertaaustral.cl - 2005-2012
L
a reproducción total y parcial del contenido, asi como de las imágenes publicadas, debe ser con autorización de los editores de la revista y con cita de la fuente.

   Creative Commons License