Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

 

La Energía Nuclear y la prioridad de los políticos por unos votos

Por Hans Fiebig


Chile como país tiene una gran dependencia energética, lo que se ha hecho evidente en los últimos años cuando Argentina tuvo que privilegiar el consumo interno y cortarnos el gas, obligándonos a tener que configurar nuestras centrales térmicas a operar con Diesel, a un elevado costo.

La capacidad instalada en Chile para producir energía alcanzó en Julio 2007 aproximadamente los 12.740 MW, la meta del gobierno respecto a las energías renovables no convencionales (ERNC) es de contar con un 15% de capacidad instalada para el 2010, y el crecimiento de nuestra demanda interna aumenta anualmente a un ritmo del 7%, por lo que también deben entrar nuevos proyectos al sistema constantemente.

Dado este escenario es de suma importancia que la política energética de un país se enfoque a estos desafíos, preparándose para las contingencias y estableciendo programas energéticos. Actualmente están en estudio muchos proyectos, antes de ser ingresados al listado que publica la Comisión Nacional de Energía (CNE).

Cabe indicar dentro del debate energético está la polémica surgida de los proyectos hidroeléctricos para Aysen y Cochamó, en los cuales se contempla crear centrales hidroeléctricas algunas de pasada y otras de represa. Sin duda la tecnología para las centrales embalses tiene un 97% de eficiencia en aprovechamiento del caudal, son las que más impacto social crean, al inundar vastas zonas de terreno. Pero bueno, ¿como balanceamos la demanda energética con el impacto social y ambiental de las centrales hidroeléctricas?

Una alternativa tecnológicamente viable es la energía nuclear, la cual se debería estudiar técnicamente su aplicación en Chile.

Sin embargo, y de manera sorprendente la ex ministra de energía Karen Poniachik declara estando en el cargo, en marzo pasado que en el actual gobierno no va a existir la intención del uso de energía nuclear, todo esto enmarcado en los "Acuerdos de Chagual", efectuados en noviembre 2005, cuando aún la actual presidenta no había sido elegida. Es sorprendente que se apliquen decisiones que afectan al país en campañas políticas con un grupúsculo no representativo para la totalidad del país y en base a dichos acuerdos se cierren filas sobre las decisiones energéticas para el futuro del país.

¿Que argumentos, o mejor dicho, mitos hay en contra de la energía nuclear?

Se dice que la energía nuclear está en franca retirada y prueba de ello es que en Alemania han desmantelado centrales nucleares. Pero no se aclara que dicha causa-efecto en Alemania es debido al apoyo del gobierno en pro de las ERNC. Bueno, el éxito en Alemania se debe a que durante los años con sus políticas energéticas se ha ido logrando bajar el consumo energético, y por otro lado, se ha fomentado las ERNC por medio de la subvención al punto que cada cual puede tener en su hogar instalado paneles fotovoltaicos para su consumo y el excedente subirlo a la red, a la misma tarifa que el resto de los interconectados, algo que aquí no se da debido a las "leyes cortas".

Por otro lado está el "pánico" a los accidentes de las centrales nucleares, la contaminación cultural de la "guerra fría" sobre los efectos de la radiación, pero los años de aprendizaje de la tecnología minimizan cada día más dicha posibilidad de que tengamos percances en centrales nucleares.

Otro personaje de la farándula politiquera, un senador socialista del sur, declara irresponsablemente que si Chile tiene Energía Nuclear, alimentaría los nacionalismos en la región, como quién luciera un juguete nuevo a los vecinos. Este senador confunde la aplicación de la energía nuclear para fines de generación energética con los fines bélicos.

Un argumento técnico no escuchado por los detractores del uso de energía nuclear es que técnicamente nuestra matriz energética no puede tener un alimentador que supere cierto porcentaje, ya que al caerse del sistema se provoca un efecto en cadena botando al sistema interconectado, amén de si hay que someterlo a mantención por meses. Este es un argumento técnico por el cual aún no es compatible con nuestro esquema energético la incorporación de la energía nuclear.

De todo lo anterior, aún no es comprensible y es repudiable que, un candidato antes de llegar al poder tome decisiones en base a "promesas electorales", decisiones que deben ser evaluadas en base a criterios técnicos y no de sentimentalismos verdes.

Para finalizar, James Lovelock, el padre del ecologismo moderno, en su teoría de la tierra Gaia, la tierra viva, nos expone que la energía nuclear es la única alternativa limpia que enfrenta al calentamiento global y sus consecuencias nefastas. Un desastre nuclear nunca se podrá comparar en perdida de vidas al desastre que vendrá por los desórdenes en el medio ambiente.

Pero bueno, mientras nuestros políticos decidan por nosotros a cambio de asegurarse algunos votos, no estará dentro de nuestro alcance saber técnicamente que nos conviene más como solución.

 

Publicado el 01-01-2008

Compartir Tweet


Centro Informativo de ALERTA AUSTRAL - Santiago de Chile - http://www.alertaaustral.cl - 2005-2012
L
a reproducción total y parcial del contenido, asi como de las imágenes publicadas, debe ser con autorización de los editores de la revista y con cita de la fuente.

   Creative Commons License