Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

 

Doscientos Años de Vida Independiente

Por Misael Galleguillos V.


Chile fue fundado en 1541, de modo que aún no llegamos a los 500 años de la incorporación a la cultura occidental cristiana.

En esos 469 años hemos construido una forma de convivencia que ha forjado la existencia de cuerpos sociales, dotados de soberanía social, aceptando que el poder político está posesionado en la Corona Española.

Hace 200 años asumimos el poder político creando una Junta de Gobierno, propio del sistema político dela Monarquíacuando no se puede ejercer la soberanía política. En este caso por la ocupación de España por el ejército de Napoleón. 

En estos 200 años hemos realizado la creación del poder militar, la ocupación territorial, la creación dela Universidad, del Instituto Nacional, dela Escuelade Artes y Oficios como expresión del sistema de educación pública chilena. 

A principios del siglo XX se creó un sistema educativo en el ámbito de la industria y el comercio. 

Hizo lo propiola IglesiaCatólicacon sus escuelas, colegios y universidades.

Estas acciones institucionales se han traducido en la creación de un poder social con estructuras a nivel de toda la nación. En el ámbito del trabajo se ha evolucionado desde el anarquismo y el  mutualismo hasta los sindicatos y gremios de nuestra etapa de tiempo. 

En nuestra visión de la vida nacional se debe considerar a la ética, la política y el derecho.

Una buena política es aquella que, al incidir en ella el elemento ético, da vida al derecho. Una mala política es la que sin ese aporte moral, pretenda regir a una comunidad de personas en materias que no son indiferentes desde el punto de vista ético, nos señala el profesor Francisco Elías De Tejada, para quien los círculos de la ética y la política se interceptan para que el segmento común de la ética y la política de paso al derecho.

En este sentido podemos  referir a los cuerpos militares y la justicia castrense; al cuerpo del trabajo y la justicia laboral; a la familia y los tribunales de familia; a la iglesia y los tribunales eclesiásticos.

En el ámbito nacional de la convivencia a los tribunales de justicia. 

La creación del sistema de autoridad con poder de decisión genera el poder político del estado.

Para nosotros el estado debe contribuir al cumplimiento de los fines de la nación, permitir la representación legítima de la soberanía y garantizar, en todo momento, la promoción y defensa de los intereses superiores de la patria.

Nuestros analistas afirman que Chile vive hoy bajo un régimen político neoliberal. Es una República Neoliberal que rige tanto a socialistas progresistas como a liberales y  conservadores.

La pregunta clave es analizar si los chilenos hemos sido liberales, socialistas, fascistas, corporativistas o nacionalistas patrióticos y sociales. 

Fue a fines del primer centenario cuando se abrieron espacios para dar contenido político y social al patriotismo y al nacionalismo. Son grupos sociales que valoran la creación de la nación chilena que, en decisiones cívicas y guerras victoriosas, nos dieron independencia y soberanía. 

Primero fueron las ligas patrióticas y luego partidos y movimientos de carácter nacionalista. 

Es la etapa de tiempo de Guillermo Subercasseaux y Francisco Antonio Encina, Nicolás Palacio y de tantos otros, como lo hemos señalado en Alerta Austral, para dar consistencia a los estudios del nacionalismo que ya forman parte de la historia, con los esfuerzos de Mario Góngora y de otros autores. 

Es verdad que analistas y políticos no le han dado espacios históricos al nacionalismo, a pesar de haber participado en gobiernos, parlamentos, universidades y escuelas, sindicatos y gremios y con presencia en otras corporaciones. 

Hemos dicho que el nacionalismo chileno se nutre de los esfuerzos por superar la crisis que generan tanto el capitalismo y la democracia de partidos como el estatismo socialista y su “democracia” de partido único. 

Desde comienzos del siglo XX el nacionalismo ha creado formaciones políticas. Son revistas, libros, protagonismos en el quehacer político y obras que contienen los esfuerzos y sacrificios que tienen enla Masacredel Seguro Obrero su más claro testimonio de entrega por nuestros ideales. Es la unión del destino personal con el destino de la patria.

Cada camarada vale lo que sea capaz de dar a nuestra acción.

La diferencia del nacionalismo con el liberalismo radica en que el liberalismo contiene una forma de representación sin participación. El socialismo no es representativo ni participativo, es totalitario. 

El nacionalismo es una representación con participación. Los organismos sociales participan en la estructura del estado. 

El bicentenario nos encuentra con el inicio de la crisis del neoliberalismo y con el término del estado de bienestar de la democracia europea. 

Hemos visto, en Europa, que se disminuyen salarios y pensiones y se prolongan los tiempos del trabajo activo para limitar los pagos de jubilaciones, al mismo tiempo que disminuyen las ofertas de trabajo, haciendo peligrar el orden y la autoridad. 

También se hacen precarios los servicios de salud, vivienda, educación y previsión. Se paralizan, además, las obras civiles y se pierden  los alimentos de la tierra (agricultura, ganadería y pesca), la energía y las materias primas por escasez de recursos. 

El nacionalismo ha sido categórico para expresar que el neoliberalismo genera deudas y no riquezas. Esto es resultado de una economía que solo produce dinero y transforma los requerimientos de la convivencia en buenos negocios. 

Fue Diego Portales quien creó el poder político con la República Autoritaria. Es el primer estado en nuestro continente que dispuso que la autoridad estaba en la ley. 

Fue un estado de carácter cívico.

A fines del siglo XIX se  consolidó  el espíritu patriótico. Ocurrió después dela Guerradel Pacífico, donde surgieron los héroes de la patria. 

Arturo Prat y los guerreros del Ejército  nos dieron glorias en guerras victoriosas que son legados que debemos cautelar.

Quizás el júbilo nacional, al saber que los mineros dela MinaSanJosé estaban vivos, puede ser lo más cercano para concebir en el tiempo la fuerza espiritual que se genera en el pueblo por las misiones cumplidas que ponen en juego la defensa de la chilenidad como categoría y como valor. Es la preservación de la vida.

200 años nos han transformado en una patria llena de posibilidades, para lograr un poder nacional  que nos permita alcanzar en plenitud la realización personal, social e histórica. 

La presencia patriótica se ha constatado en todos los períodos de nuestra historia. 

En la actualidad han surgido diversas  agrupaciones que se hacen llamar nacionalistas. A ellos demandamos la voluntad para luchar por los ideales al servicio de la patria. Al mismo tiempo, llamamos a los universitarios nacionalistas e independientes a desarrollar tesis y tesinas, para conocer y difundir nuestros principios, obras y valores.

Los ejes de nuestros planteamientos están sustentados en la familia, la escuela y el sindicato, con asentamientos en comunas y provincias para dar consistencia a la soberanía nacional, con presencia permanente de la ética y el derecho. 

Estamos en la disposición de aportar conocimientos, experiencias y valores a las tareas y misiones que debemos asumir como nacionalistas, para cumplir con nuestra decisión de servir a Chile y a su pueblo. 

La Repúblicacumple 200 años.

El nacionalismo cumple cien años. 

Repitamos el grito de lucha juvenil de los años setenta: Surge la Esperanza, el Nacionalismo Avanza.

 

Publicado el 01-09-2010

Compartir Tweet


Centro Informativo de ALERTA AUSTRAL - Santiago de Chile - http://www.alertaaustral.cl - 2005-2012
L
a reproducción total y parcial del contenido, asi como de las imágenes publicadas, debe ser con autorización de los editores de la revista y con cita de la fuente.

   Creative Commons License