Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

 

El ámbito de la política

Por Misael Galleguillos V.


La política es el arte y la ciencia con que cuentan los pueblos para diseñar y construir su futuro, o en términos más propios, su destino. También se define como el arte de lo posible, pero en la actualidad se prefiere hablar de lo posibilitante, es decir, de hacer que las cosas ocurran como uno lo desee para lograr sus objetivos.

Los partidos tiene definidos para su accionar al Parlamento y al Gobierno, sin perjuicio de las ONG, que les permiten analizar, estudiar y recibir fondos para mantener sus grupos de apoyo y de presión.

Los movimientos o partidos que no forman parte del Parlamento tienen que actuar en ámbitos de menor repercusión en la opinión pública porque los medios de comunicación social no los cubren. Ese ámbito son en primer lugar las calles y plazas. Además conferencias y charlas con audiencias que tiene una limitada capacidad que puede alcanzar las ciento cincuenta personas como se ha probado con los actos públicos del Movimiento de Convergencia Nacional. Su camino intelectual son las publicaciones propias que resultan de elevado costo al no contar con financistas,. Sin embargo se hacen esfuerzos para llevar una tarea de proselitismo y difusión de ideales que de vez en cuando recogen los historiadores y ensayistas.

Preparar un militante es mucho más difícil que conseguir un voto.

Ya hemos dicho que para crear una fuerza política se necesita una doctrina, una moral, una proposición concreta de convivencia y una institución que de forma y estructura a la fuerza.

Desarrollar talentos es cuestión de convicciones profundas y de medios para el estudio y el aprendizaje, que se traduzcan en fe ,cultura y esperanza para introyectar mística a los seguidores y simpatizantes. Por eso son bien recibidas las obras que se logran publicar.

Pero de todas maneras se carece de un espacio específico para hacer política, que si se tiene, siempre posee restricciones que nacen de las propias limitaciones institucionales.

El Movimiento de Convergencia ha sido un buen espacio para hacer política, pero queda mucho por desarrollar.

El camino de inscribir un partido es de alto costo, pues la firma de los patrocinadores deben ser pagadas en las notarías para su legalización, lo que significa contar al menos con 80 millones de pesos para inscribir el partido en todo la nación.

Es claro que el senador Fernando Flores y su grupo tiene dinero para hacerlo, pero no tienen una clara visión de futuro como entidad libre y autónoma por estar adscritos al neoliberalismo norteamericano.

En la práctica es una nueva tasa de contención que recoge la dispersión concertacionista.

Además, apareció como precandidato presidencial Marcelo Trivelli que cumplirá una función similar en el ámbito de la Democracia Cristiana.

Pero los hechos son posibles de realizar si los nacionalistas se esfuerzan y realizan un trabajo permanente hasta alcanzar los objetivos mínimos que en todo caso tienen un dinamismo que hace que logrado éstos se deban enfrentar nuevos desafíos.

Está también la transacción doctrinaria que hace que algunos se incorporen a otras fuerzas para encausar su vocación política. De esos sobran.

Por eso hacemos un acto de reconocimiento a quienes se mantienen leales a sus ideales. Hoy ya son verdaderas jerarquías en el nacionalismo y cuentan con el apoyo de los seguidores de esta escuela de pensamiento.

No hay que aliarse para morir.

Hay que hacer alianzas para triunfar y alcanzar el honor y la gloria. Ejemplo de ello es la historia militar de Chile en la independencia y en la consolidación de la República, donde el heroísmo es una constante histórica.

El espacio cibernético genera ámbitos de acción a través de los sitios web, pero tienen el riesgo de crear grupos virtuales. Como medio electrónico sirve para articular los grupos. También para consolidarlos.

Si debemos mencionar personajes nacionalistas debemos recordar a Nicolás Palacios, Roberto Rengifo, Francisco Antonio Encina, Gillermo Subercasseaux, Oscar Alvarez, Jaime Eyzaguirre, Mario Góngora, Osvaldo Lira, Jorge Prat, Carlos Keller, Ramón Callís, Guillermo Izquierdo, Miguel Serrano, Pablo Rodríguez, Eugenio Cáceres, Mario Urzúa y Erwin Robertson. Entre los militares debemos mencionar a Ariosto Herrera, Carlos Ibañez del Campo, Roberto Viaux , Arturo Marshall y Alfredo Canales.

Se trata de personas que actuaron hasta 1970, los otros son muy recientes. Sin embargo se ha tenido parlamentarios, ministros, rectores universitarios, decanos de facultades, jefes militares, periodistas, médicos, abogados, ingenieros, profesores, escritores y obreros de gran valer además de otros profesionales y realizadores de obras de bien público.

El futuro nos pertenece porque queremos el poder para la patria y eso nos da fe, fuerza y energía para servir a Chile y a su pueblo, con la esperanza de terminar con los problemas que afectan al pueblo, al territorio, a la cultura y a la soberanía.

 

Publicado el 02-07-2007

Compartir Tweet


Centro Informativo de ALERTA AUSTRAL - Santiago de Chile - http://www.alertaaustral.cl - 2005-2012
L
a reproducción total y parcial del contenido, asi como de las imágenes publicadas, debe ser con autorización de los editores de la revista y con cita de la fuente.

   Creative Commons License