Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

 

Educación y Valores

Por Misael Galleguillos V.


La educación es una función social que tiene por fin incorporar a las nuevas generaciones a la forma de convivencia de un pueblo. Esta incorporación se inicia en la familia.

Se realiza a través de un sistema educativo donde las unidades teóricas son las escuelas y jardines infantiles o parvularios.

La educación es una función que le corresponde a la nación.

El estado debe contribuir a su plena realización.

Jorge Prat, planteó en 1962 el tema con la calificación de Nación Docente como alternativa a la libertad de enseñanza y el estado docente.

La educación al incorporar a las nuevas generaciones a la convivencia debe realizar un planeamiento considerado a tres niveles: El estado, la escuela y la sala de clases.

En el nivel del estado su marco regulatorio fundamental está dado por la Constitución Política, que no es otra cosa que la institucionalización de la forma de convivencia. Por tanto debe contener los principios y valores de la forma cultural del pueblo al que está dirigida. Por eso la educación prepara para vivir y convivir en libertad, con la verdad, con el bien y con la belleza.

Nosotros proponemos además la incorporación de las personas y los cuerpos sociales a las instancias decisionales de la estructura del estado: municipio, provincias y ministerios, manteniendo la libertad, dignidad y autonomía de los cuerpos sociales.

Pero nuestro tema central es la educación y los valores.

Para el planteamiento educativo se debe considerar que todo proceso de planificación debe contener un planeamiento a nivel nacional que implica la creación de un curriculum nacional, entendiendo por curriculum un conjunto de conocimientos válidos, experiencias y valores sobre la realidad social, política, económica, natural y cultural para la realización personal y social de las personas, el fortalecimiento de los cuerpos sociales en la convivencia y la realización histórica de la patria.

Este planteamiento a nivel nacional debe contener:
 

A nivel Escuela se debe considerar el aspecto normativo del nivel nacional y en función de una diagnóstico de las necesidades y características socioculturales de los destinatarios del curriculum y de la comunidad a la que sirve, surge la formulación de un Proyecto Educativo y de un Proyecto Curricular Institucional.

El Proyecto Educativo debe contener:

El Proyecto Curricular Institucional debe contener:

A nivel sala de clases o de aula, el proyecto curricular debe contener:

Por tanto el planeamiento educativo es un proceso racional y coherente, sistemático y continuo de selección y organización de contenidos, objetivos, intenciones educativas y actividades de enseñanza - aprendizaje.

Todo lo anterior dice relación directa con la enseñanza escolarizada, por lo que corresponde al curriculum ordenar los componentes curriculares para qué, qué, cuándo y cómo enseñar y evaluar.

Esto implica una reforma profunda de la educación que vaya no sólo a las estructuras, como se pretende hoy, sino que vaya a los contenidos y a la cultura general, porque el avance de los conocimientos y tecnologías que permiten plantear y resolver problemas que afectan a las personas y a los pueblos han tenido un avance extraordinario en todos los campos del saber y la cultura.

Por lo tanto se debe estar al día en los conocimientos científicos, tecnológicos, éticos, religiosos, artísticos y filosóficos en que convive la humanidad.

Chile está atrasado en conocimientos científicos y métodos de investigación. Debe conocerse los aportes, en este terreno, de Karl Popper, Imre Lakatos, Thomas Khun y Paul Feyerabend. Todos hicieron sus estudios en el siglo XX.

Es aceptable que los alumnos,, al menos, sepan leer y escribir y conocer formas de medición de los hechos y fenómenos que aporta la matemática con sus verdades totales y parciales, pero además se debe considerar el hablar y expresarse en forma debida, la emoción artística, tener criterios de verdad, saber resolver conflictos y conocer problemas o dificultades en su propio entorno y en el ámbito de la nación en su conjunto.

VALORES

Es común hablar de conocimientos y valores, sin embargo no se profundiza en estos temas. Los valores nacen como tema de investigación cultural como comal y luego como ética. Como moral está en la religión y en la filosofía. Como ética está en la existencialidad de la vida. Fue Franz Brentano quien dijo que las cosas eran portadoras de valores. Antes de plantearse que los valores los otorgaban las personas.

De allí deviene la moral formal de Kant, con su deber ser por tener el hombre noción del bien y del mal, cuestión que ha tratado la antropología afirmando que sus estudios señalan que lo que es bueno para unos es malo para otros. Con Heidegger, se consolida la moral valórica en el sentido que el hombre debe llenar sus existencia con valores por participar de la esencia del ser.

Gadamer nos habla que las decisiones valóricas tienen una opotunidad para decidir bien o cometer una equivocación de carácter ético. Pero la ética es perfectible y hace al hombre superar sus propios errores. Vamos por parte:

La filosofía construye una imagen de representación del mundo (Heidegger)

Los valores no son, sino que valen; entonces se da paso a la emoción, al sentimiento y a la voluntad para entender la vida como quehacer de las personas y a la historia como obra cultural de la humanidad en su proyección a la naturaleza, al universo y a la vida.

Las decisiones éticas son el resultado de la intención de la emoción y la inteligencia influida por la imagen del mundo que se conciba.

Esta imagen está relacionada con los valores que portemos de generaciones ancestrales que convergen a la sociedad actual como civilización y como cultura con un importante contenido patriótico y familiar.

Los valores tiene que ver con la moral y la belleza. La moral es institucional y codificada. La forma de vida, el modo de ser, el estilo personal es ética.

La ética es perfectible. El hombre puede superarse.

En Grecia se tuvo la convicción filosófica que la naturaleza era perfecta. El orden moral consistía en llevar al hombre a la naturaleza humana. Luego se plantea que la naturaleza es perfectible. El ser humano debe cambiar la naturaleza para asentar su forma de convivir y para la sobrevivencia.

Hoy planteamos la ética en la inteligencia y los valores incorporados al patrimonio cultural de las personal.

La teoría de los valores tiene antecedentes próximos en la ética de Franz Brentano (1883 – 1917) y más precisamente en su Teoría del Amor Justo.

Para Brentano las cosas poseen valor. El hombre es portador de valores eternos expresó José Antonio Primo de Rivera.

Meinong, afirmaba que el valor estaba determinado por el agrado que nos genera, Eherenfelds decía que lo valioso es lo que deseamos y no tenemos.

Maz Scheller (1874 – 1928) y Nicolás Hartmann (1882 – 1950) establecieron las bases para la ética del valor. Max Scheller escribió dos obras fundamentales “El Formalismo de la Ética” y “La Ética Material de los Valores”. Se opuso a la moral formal predicada por Kant.

Para Heidegger (1889 – 1976) el hombre comprende al ser en su vida habitual. Es el ser de la existencia. Dasein. El existir nos lleva a llenar nuestra vida en valores para darle contenido al existir. El hombre busca perfeccionarse. Tiene una ética valórica.

Gadamer (1800 – 2000) publicó Verdad y Método. En ella habla que somos más ser que conciencia. Por ello se proyectó a la compresión de la razón que busca la esencia del ser y a la acción práctica donde las decisiones éticas tienen una oportunidad de hacer las cosas bien. Vuelve a Aristóteles y proclama la prudencia como gran valor.

Prudencia es lo que es exigible a quienes tratamos estos temas para no caer en el agnosticismo y lo antivalórico que hoy día se expresan en el evolucionismo con un claro sentido apátrida para apoyar al neoliberalismo constructivista que lleva a la globalización, donde las naciones y los estados pierden su identidad para dar curso a la competitividad, al individualismo y al egoísmo que son conductas que se salen del marco valórico que predica el tradicionalismo cultural que se asienta en la religión, la filosofía, el arte, la moral, la ciencia y la tecnología.

Por eso la importancia de los valores que deben incorporarse al sistema educativo que por último son estimaciones o ideas fuerza que impulsan al ser humano a su plena realización personal y social.

Los valores están aceptados en la memoria y en la conciencia. Por eso la clave para la acción ética está dada por la emoción hecha recuerdo y la inteligencia con participación de la voluntad de ser.

De allí deviene la correcta actitud ética que se requiere en una sana convivencia.

Conferencia organizada por el Instituto de Estudios Arturo Prat, dictada por el autor el día 20 de Abril, en el Café Literario de la Municipalidad de Providencia.

 

Publicado el 01-05-2007

Compartir Tweet


Centro Informativo de ALERTA AUSTRAL - Santiago de Chile - http://www.alertaaustral.cl - 2005-2012
L
a reproducción total y parcial del contenido, asi como de las imágenes publicadas, debe ser con autorización de los editores de la revista y con cita de la fuente.

   Creative Commons License