Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

 

Alberto Edwards Vives y su Fronda Aristocrática

Por Juan Bragassi Hurtado


Definido por el historiador Mario Góngora como "(…) un gran intérprete de nuestra historia y un político responsable y serio (…)", la obra de Alberto Edwards Vives se enmarca en la producción de una joven generación   de intelectuales y políticos chilenos de principios del siglo XX. 

Ellos fundamentaron su quehacer, en el estudio de nuestra realidad nacional e iberoamericana, asociándoseles su aparición pública, con el primer centenario de nuestra independencia, así se les conocerá con la denominación de: "generación centenario" o de "Mil novecientos diez". 

De Alberto Edwards, su más conocido trabajo, es el ensayo publicado en 1924, titulado "La Fronda Aristocrática", texto donde el autor reflexiona respecto al desarrollo de la política chilena, la sociedad criolla y el sistema de gobierno, desde las postrimerías de la Colonia hasta 1920. 

Los contenidos de este ensayo, han sido objeto de variados estudios, los cuales confirman su importancia y vigencia para la comprensión de nuestra historia. 

Biografía de Alberto Edwards 

Alberto Edwards Vives, nació en Valparaíso el año 1874. 

Hijo de don Alberto Edwards Argandoña y doña María Luisa Vives, realizó sus estudios primarios y secundarios en variados establecimientos educacionales, uno de ellos, el colegio de los Padres Franceses de Valparaíso. 

En 1891 se traslada a la ciudad de Santiago  e ingresa a la carrera de Derecho en la Universidad Católica, pero al poco tiempo de haber iniciado sus estudios, comienza la guerra Civil, enfrentamiento que dejó una cifra aproximada de 10.000 muertos. 

Una vez culminado el conflicto, prosiguió sus estudios en la Universidad de Chile, donde finalmente se tituló como abogado en 1896. 

De regreso en Valparaíso, contrae matrimonio con su prima hermana, doña Magdalena Vives Solar. 

Por ese tiempo (1899), comienza su carrera política en el Partido Nacional , publicando bajo el pseudónimo de "Arístides" el ensayo titulado "Reflexión sobre los principios y resultados de la revolución de 1891" y en 1903, ya con su nombre, el estudio llamado "Bosquejo histórico de los partidos políticos chilenos". 

En 1909, es elegido Diputado de la República por Valparaíso, cargo que desempeñó hasta 1912, año donde publicó una especie de memorias, en la cual se refería a su experiencia en el parlamento, el texto se tituló: "Siete años de recuerdos políticos". 

Una vez retirado del parlamento – y al parecer bastante desencantado con la experiencia-, complementó el ejercicio de su profesión, con la confección de escritos periodísticos, en medios tales como : el diario El Mercurio;   La Revista Chilena de Historia y Geografía; y la prestigiosa revista de circulación continental Pacífico Magazine, que por ese tiempo estaba a cargo del chileno Tancredo Pinochet. 

Así también, por esos años Alberto Edwards, desarrolló algunos proyectos fílmicos. 

En 1913, saca otro estudio a la luz pública denominado "Apuntes para el estudio de la organización política de Chile" , texto que fue reeditado en 1942 por la Editorial Pacífico. 

En 1914, ingresa al Partido  Nacionalista, dirigido por el economista Guillermo Subercaseaux. 

Esta colectividad, es considerada la primera agrupación política de este carácter en Chile. 

Durante la administración del Presidente Ramón Barros Luco, en 1915,  Edwards Vives, recibe a su cargo la cartera de Hacienda. 

En ese tiempo, su creación literaria se extiende hacia los relatos policiales y anticipatorios, ocupando en algunos casos para sus escritos, variados pseudónimos, uno de ellos, el de "Miguel Fuenzalida". 

Dichos relatos, fueron recopilados décadas más tarde – en 1954-, por el escritor y premio nacional de origen argentino Manuel Rojas. 

En 1916, es enviado a España, bajo misión oficial, como representante de nuestro país, a la Conferencia Panamericana realizada en Buenos Aires, ocupando a su regreso, la Dirección General de Estadística. 

En 1920, el partido nacionalista al cual pertenecía, se fusionó con el pacto político Unión Nacional, que presentó como candidato presidencial a don Luis Barros Borgoño, perdiendo dicha opción por un estrecho margen ante el candidato de la Alianza Liberal Arturo Alessandri Palma. 

Años después, en el gobierno del Presidente Emiliano Figueroa, es nombrado nuevamente Ministro de Hacienda, publicando en 1924, su más reconocido ensayo "La Fronda Aristocrática". 

Posteriormente, dentro de ese mismo año, pasa a servir como Jefe del Departamento de Geografía Administrativa dependiente del Ministerio del Interior. 

Bajo la primera administración del general  Carlos Ibáñez del Campo (1929), es encomendado como Comisario General del pabellón chileno, en la exposición de Sevilla España.  

De regreso en Chile, en octubre de 1930, es designado Conservador del Registro Civil, y en el mes de abril de 1931, asume la cartera de Relaciones, Comercio y Justicia, cargo que alcanzó a desempeñar sólo por tres días.  

Tras la caída del gobierno de Ibáñez, Edwards Vives se retira de la política, falleciendo prematuramente en 1932, a la edad de 58 años. 

Obra póstuma de este autor, es una interesante recopilación de artículos,   que dieron forma en 1972, al libro: "Páginas Históricas" de la editorial Pacífico.  

El Autor se Refiere su Ensayo La Fronda Aristocrática 

"(…) Al iniciar en El Mercurio la publicación de esta serie de estudios, no imaginé que ellos iban a formar un libro. Me indujo a escribirlos las lecturas de unos artículos muy interesantes de don Rafael Maluenda, que este conocido periodista   comentaba la obra de Lamar Schjweyer "Biología de la democracia", relacionando las doctrinas de su evolución política. 

Pocos días más tarde, tuve ocasión de conocer el libro mismo de Lamar, gracias a la gentileza de mi amigo Ricardo Valdés, que me remitió un ejemplar. Su lectura vino a probarme que el pensador cubano conocía bastante mal la historia de Chile y discurría sobre ella, por ejemplo, Balmaceda, que llegó al poder cuando sus contemporáneos no conservaban ni siquiera el recuerdo de la más insignificante tentativa para alterar el orden público, es clasificado por el, junto a Rosas, entre los "gendarmes necesarios"; enumera a Portales, el genial creador de un orden político estable, "en forma", de duración casi secular, entre los déspotas de ocasión que han dominado intermitentemente en las repúblicas de la América española, etc. 

Entonces me convencí de que, por mucha historia que se haya escrito en Chile, existe un gran vacío por llenar por lo que respecta   a la época moderna. Nos falta un trabajo en conjunto sobre la era republicana, que haga conocer, a lo menos en sus rasgos generales, no sólo a los extranjeros curiosos, sino a nuestros mismos compatriotas. 

No tengo la pretensión de llenar este vacío; pero  estimo que, a falta de cosa mejor, esta serie de estudios puede prestar algún servicio y contribuir a que se conozca un poco mejor lo que este país ha sido y es todavía (…) Por noventa años existió aquí la continuidad en el orden jurídico y una verdadera tradición política, cuyos cambios, o mejor dicho evoluciones, se produjeron en forma gradual, pacífica, lógica y presentan, por tanto, un carácter mucho más europeo que hispanoamericano (…) El primer siglo de nuestra vida libre merecería un libro como el del señor Amunátegui, que no sólo contuviese la relación de los hechos materiales, sino que nos diera a conocer el alma del país y sus transformaciones en ese período. Sería la historia del debilitamiento y ruina progresiva del espíritu de la colonia, que pinta hasta el momento en que va a entrar en crisis (…) En este modesto bosquejo he procurado no formular juicios sobre los sentimientos e ideas del pasado, sino simplemente exponerlos, tal como los comprendo (…)"

 

De: Edwards Vives, Alberto; En: La Fronda Aristocrática; editorial Zig-Zag, 1954; Cuatro Palabras; pp. 11-14

 

Publicado el 02-04-2007

Compartir Tweet


Centro Informativo de ALERTA AUSTRAL - Santiago de Chile - http://www.alertaaustral.cl - 2005-2012
L
a reproducción total y parcial del contenido, asi como de las imágenes publicadas, debe ser con autorización de los editores de la revista y con cita de la fuente.

   Creative Commons License