Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

 

Conservadurismo y Avanzada

Por Misael Galleguillos V.


El tema del conservadurismo se ha usado para definir las posiciones derechistas y nacionalistas por la mantención de ciertos principios que se afincan en la tradición entendida como momentos fugaces de plena realización histórica en la construcción de la nación y en la construcción del estado.

Sin embargo hoy día aparecen enmarcados en el concepto, conservadurismo, la Concertación y la Alianza por aferrarse al sistema político y económico creado por el neoliberalismo a partir de 1975. Cuestión que no sólo se da en Chile sino también en Europa principalmente en España donde el Partido Popular y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) han creado un socialismo de mercado que se aviene con el neoliberalismo surgido en la época del gobierno de Francisco Franco y de esto hace ya bastante tiempo, en la década de los años sesenta y setenta.

Es más, el socialismo español como otros, aceptó la monarquía como forma de estado. Eso sí, una monarquía constitucional con una forma política democrática, vale decir con representación de la soberanía a través del voto personal a los partidos políticos.
En Chile, la Concertación ha entrado en cierta inestabilidad por su conservadurismo a tal punto que se han creado cuerpos progresistas para contrarrestar esa fe ciega en el neoliberalismo de la Concertación que tiene ha Chile entero subordinado a la economía.

Con la privatización de los servicios del estado y de los bienes nacionales de uso público como son las carreteras y también la movilización pública: el ya famoso Transantiago que pretende cobrar doble o triple tarifa por recorridos que antes valían uno sólo, superando al decir del sector transporte dificultades menores de fácil corrección, sin centralizar servicios en bien de los empresarios que son los mismos de siempre.

Sólo se puede afirmar que un sector de la Democracia Cristiana, el de Adolfo Zaldivar mantiene ciertos padrones doctrinarios de la vieja Falange, ya anunciados por Jorge Casch en una obra de los años ochenta y que restaura los principios fundacionales de la Falange Nacional, entonces inspirada en la Falange Española que nunca vieron la luz en sus propuestas de Reformas Políticas, Sociales, Económicas y Culturales.

Sin embargo en nuestra patria perdura el centenario nacionalismo que ha sabido dar respuesta a los problemas nacionales, pero que no ha tenido el respaldo social por el poder social que ejercen los dueños del dinero y de las tierras.
Hoy persiste en sus planteamientos a través del Nacional Sindicalismo, que formó la parte de avanzada del gobierno militar y del Movimiento de Convergencia Nacional que ha realizado seis actos políticos ganando poco a poco reconocimiento en el pueblo chileno.

Se puede afirmar que son fuerzas de vanguardia de una avanzada de carácter político y social que esta llamado a jugar un rol fundamental en la política Chilena.

Los viejos liberales no se dan cuenta que los socialista día a día, junto con la aceptación de las formas neoliberales mantienen de reserva un conjunto de principios antivalóricos que minan y corrompen la convivencia nacional: el aborto, la eutanasia, la liberación social, la promoción de las drogas y el alcohol a través de la famosa frase “abre tu mente” arguyendo un cierto “cartuchismo” en la sociedad chilena. Por eso el Postinor 2 para niñas menores de catorce años sin el consentimiento de los padres sólo llevan a una ruptura del núcleo social base de la convivencia nacional.

Hoy los jóvenes se aburren en sus casas, prefieren las calles y las plazas como centros de convivencia donde el alcohol y las drogas son dueños del ámbito de la convivencia.

El hogar es un lugar donde se habla de problemas reales y de conductas y hábitos de estudio y trabajo que agobian a las personas frente a la apertura de mente que predican los liberadores de la convivencia en estos centros donde también se aplica una forma de arte traída de Francia que rompe la unidad familiar para aislar a las personas con el fin de facilitar la manipulación social.

Es bueno que los sectores religiosos y quienes tienen ideales patrióticos despierten para que despierte Chile, pues vamos a la ruina moral que acompañará a la pobreza y a la marginación para lograr la destrucción de la nación. Incluso se atreven a promover inmigraciones de mano de obra barata para aumentar la pobreza de esos sectores por pago de bajos salarios sin protección social y de nuestros compatriotas que seguirán dependiendo para su sobrevivencia, como ya hemos dicho, del delito y de los subsidios del estado.

En síntesis, en Chile hoy se dan el conservadurismo en la Concertación y la Alianza: dualidad liberal -socialista, cierto progresismo en sectores de izquierdas y fuerzas de gran avanzada en el nacionalismo chileno, que los dueños internacionales del dinero conciben como un peligro mundial. No es así, pues el nacionalismo es solución para Chile y para los chilenos y, porque no decirlo, para toda Iberoamérica. Por ello cobra validez nuestra propuesta de crear una República Participativa para superar la República Neoliberal que hoy impera en nuestra Patria.

 

Publicado el 05-03-2007

Compartir Tweet


Centro Informativo de ALERTA AUSTRAL - Santiago de Chile - http://www.alertaaustral.cl - 2005-2012
L
a reproducción total y parcial del contenido, asi como de las imágenes publicadas, debe ser con autorización de los editores de la revista y con cita de la fuente.

   Creative Commons License