Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

 

La flotilla humanitaria a Gaza y el Exodus 1947

Por Hans Fiebig


El pasado 31 de mayo el mundo se estremeció con la noticia internacional del brutal ataque, en aguas internacionales, por parte del ejército israelí a una flotilla que se dirigía a Gaza con el propósito de transportar ayuda humanitaria. El ataque preventivo dejó como resultado varios activistas muertos, que Israel justificó dado el gran peligro para su seguridad nacional. Los activistas, equipados con herramientas y materiales de construcción, representaban una gran amenaza para los soldados que descendían desde helicópteros sobre la cubierta del buque, por lo que ante los golpes de palos hicieron uso de sus armas de fuego, con las lamentables consecuencias para los activistas.

La comunidad internacional, incluyendo a Chile, no tardó en lamentar y repudiar el incidente: la comisión de relaciones exteriores del senado votó, en unanimidad, una condena a Israel por el ataque efectuado. Mientras eso sucedía, la postura de la Comunidad Judía en Chile fue de apoyar y justificar el ataque, criticando al gobierno y a parlamentarios por haberse precipitado en sus declaraciones, dado que grupos terroristas serían los directos beneficiarios de un premeditado plan por parte de la flotilla humanitaria. Incluso algunos personeros de la comunidad llamaron a la reflexión citando comparaciones de nuestra historia, como por ejemplo que para el combate naval de Iquique, el Huáscar transportaría ayuda humanitaria o que nuestro héroe nacional, Arturo Prat, era parte del bloqueo a Iquique. No deben ser aceptadas dichas comparaciones, ya que están fuera del contexto histórico, además de denostar nuestra propia historia y a nuestros héroes. 

A lo largo de la existencia de Israel, se han negado a la posibilidad de reconocer a Palestina como un estado, ya que ello, como han declarado sus líderes, transformaría el conflicto en una guerra legal, al existir una nación a la cual se le está reprimiendo, explotando sus recursos y atacando constantemente, para ampliar su espacio vital. Es por ello que, en caso de reconocer a Palestina como nación, limitan a que sea un estado sin soberanía aérea, sin derecho a ejército, sin derecho a nada más que llamarse, simbólicamente, estado. 

Volviendo a la reflexión de la flotilla humanitaria, el transfondo va más allá de transportar víveres y materiales de construcción, es romper el bloqueo a la franja de Gaza, por medio de la atención mundial, para condenar las inhumanas condiciones de vida del pueblo palestino. Si retrocedemos medio siglo, recordaremos el suceso del barco Exodus 1947, donde el navío -con 4.500 refugiados judíos provenientes del desplazamiento producto de la Segunda Guerra Mundial- se dirigió a Palestina, para colonizar en forma ilegal. Tras un conato con una flotilla de guerra Británica, que cuidaba las aguas territoriales de Palestina, tres judíos perdieron la vida. Los refugiados fueron transferidos a navíos británicos y transportados de regreso a Europa. Esto trajo protestas por parte de los refugiados en toda Europa y ante el bochorno, Gran Bretaña se vio forzada a cambiar su política diplomática, logrando, los judíos, la compasión y con ello concretar el plan de Eretz Israel, la creación del Estado Judío en Palestina, tal como el padre del sionismo moderno, Teodoro Herzl, lo habría planteado a fines del siglo XIX. 

¿Entonces, por qué Israel y la comunidad judía internacional critican tanto la flotilla humanitaria? ¿Acaso no recurrieron a las mismas estrategias medio siglo antes? Una cosa es clara, Palestina debe ser un estado soberano y el bloqueo a la franja de Gaza debe acabar, y la represión brutal, por parte de Israel, debe terminar ya que no es más sostenible que un estado sobreviva usurpando territorio y reprimiendo a otro pueblo, justificándose por medio de su historia de persecución eterna.

 

Publicado el 01-07-2010

Compartir Tweet


Centro Informativo de ALERTA AUSTRAL - Santiago de Chile - http://www.alertaaustral.cl - 2005-2012
L
a reproducción total y parcial del contenido, asi como de las imágenes publicadas, debe ser con autorización de los editores de la revista y con cita de la fuente.

   Creative Commons License