Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

 

En recuerdo de dos gigantes que partieron un mismo día

Por Hans Fiebig


Hace ya más de tres décadas partió de este mundo el Sociólogo, Economista, Historiador y Estadístico, Carlos Keller Rueff, quién pasara los últimos años de su vida en San Felipe. 

Activo hasta el último día de su vida, desarrolló sus actividades en la Sociedad de Historia y Arqueología de Aconcagua, presidiéndola, a la vez de trabajar junto con un grupo multidisciplinario de escritores fundando la editorial Jerónimo de Vivar, con la cual alcanzaron a publicar varios trabajos de su proyecto Enciclopedia Moderna de Chile. 

  Carlos Keller Rueff junto a su sobrina

Carlos Keller Rueff junto a su sobrina Mariana Keller Fonk 

En vida recibió homenajes de la comunidad a su destacada labor y aporte a la comunidad, destacándose la calle que lleva su nombre, en San Felipe, cuando la ciudad lo declaró hijo ilustre.

35 años más tarde, un poco más al sur, en Santiago, parte de esta tierra el mítico escritor y ex embajador Miguel Serrano Fernández. Con truenos y relámpagos sobre la ciudad se anuncia su paso desde este al otro mundo. 

Firme y consecuente hasta el último momento, se dedicó a denunciar el constante proceso de silenciosa destrucción de su amada Patria, anticipando, proféticamente, la pérdida de la Patagonia por oscuros entes transnacionales y la irrupción de las escaladas de violencia de comunidades indígenas. 

Si bien se postuló dos veces al Premio Nacional de Literatura (siendo la última oportunidad de que se le galardonara el año 2006), se le rechazó su merecido homenaje al último representante de la generación de escritores del ’38, quedando en deuda este reconocimiento por parte del estado chileno. 

Miguel Serrano Fernández

Miguel Serrano Fernández 

Ambos personajes de nuestra historia, Carlos Keller y Miguel Serrano,  parten un 28 de Febrero. Se encontraron en el camino, por ahí en los tiempos posteriores a la Matanza del Seguro Obrero, cuando el primero era el ideólogo del movimiento que vivió su fatal destino por la conducción de su líder. Y el segundo, que tras estos hechos y posterior a la muerte de su amigo Héctor Barrueto, decide acercarse a la Vanguardia Popular Socialista, conducida por Jorge González von Marées,  y colaborar en el diario Trabajo. La Vanguardia Popular Socialista habría recogido a todos los ex nacistas en un movimiento renovado, quedando Keller conduciendo fielmente el Movimiento Nacional Socialista que González von Marées condujera, a su fin, con el precipitado conato del 5 de Septiembre. 

Ambos se encuentran, Keller y Serrano, en 1939, cuando el primero es visitado por el escritor para conversar sobre los orígenes del movimiento, su concepción ideológica y el fatal destino que tuvieron los jóvenes que dieron, heroicamente, su vida por un ideal de país que nunca más se volvería a dar en nuestro país. Nunca más se volvieron a encontrar, dejando tras su paso el ejemplo respecto al rescate cultural, investigación, perseverancia y defensa de las tradiciones e historia de nuestro país. Las nuevas generaciones debemos emular, de estos dos gigantes, sus grandes obras y aportes a nuestra Patria.

 

Publicado el 01-02-2010

Compartir Tweet


Centro Informativo de ALERTA AUSTRAL - Santiago de Chile - http://www.alertaaustral.cl - 2005-2012
L
a reproducción total y parcial del contenido, asi como de las imágenes publicadas, debe ser con autorización de los editores de la revista y con cita de la fuente.

   Creative Commons License