Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

 

Ética y Política: Caminos Separados

Por Eduardo Valenzuela González


La política en Chile está enferma. Van 21 años de régimen democrático y parece que a nadie le importa. Se ha pasado peligrosamente de la molestia a la indiferencia por quienes están en esta actividad pública. Los síntomas son inequívocos: padrón electoral envejecido, instituciones políticas ajenas al quehacer de los ciudadanos, mafias partidarias que llevan décadas enquistadas en el poder, nuevas elites económicas que se han enriquecida a la sombra de nuestras instituciones públicas y toda una larga lista de corruptelas, de las que la los chilenos no tenemos nada que ver. Parece una ironía del destino que quienes están para servir a la gente hagan lo contrario y que todos demos por sentado que así funcionan las cosas.

"Los políticos son todos unos inmorales", dice la población y todo indica que es así, salvo honrosas excepciones. Los papelones que hemos vistos en estos años, las volteretas y cambios de opiniones en pos del pragmatismo, son la muestra palpable que existe un divorcio definitivo entre ética y política. Aquí da lo mismo si son los "rascas" de la Concertación y de la Izquierda o los "cuicos" de la derecha gobernante. Funcionan con la misma lógica perversa que busca el arreglin, la componenda sucia, el beneficio ruin, aunque esto signifique dejar de lado las banderas de lucha con las cuales llegaron a ser representantes del pueblo.  Decir algo, pensar otra cosa y hacer algo diferente parece ser la norma, incluso socialmente por quienes estamos afuera. "Es que los políticos son así" decimos con resignado desinterés, con impotencia y desidia.

Sí, van 21 años de eventos electorales en que los mismos de siempre dicen que van a cambiar las cosas, que los chilenos merecen un destino mejor, y con irritante cinismo sentencian que es hora de hacer justicia social. Mientras, y así ha sido en estos años, siguen forjando un futuro mejor para ellos y los suyos, accediendo a beneficios y prebendas que la inmensa mayoría no tiene. El trabajo lo hacen bien, pues como profesionales de la mentira, prometen y no cumplen, y cada cuatro años repiten las mismas consignas. El mejor negocio es tener al país como está, total con pobres y manifiestas necesidades sociales, hay carta abierta para seguir embaucando a la ciudadanía.

No hay ética en la política. Como muestra un botón: nos dicen que ya no existen las ideologías y debemos hacer los cambios en la medida de lo posible... Esta máxima incuba la podredumbre que lleva a tener la mayoría de los chilenos con niveles de ingresos vergonzosos, comparados con el supuesto ingreso per cápita del que hace gala nuestras autoridades, En efecto, sacan pecho vociferando que en Chile este indicador bordea los 15 mil dólares (7,5 millones de pesos al año, es decir, $625.000 al mes cada trabajador en promedio... y ¿quién gana eso? menos del un tercio de los chilenos). Sin embargo, el selecto 10 por ciento más rico se lleva casi el 70 por ciento de la riqueza; huelga decir que quienes nos dirigen, en su mayoría, sean de gobierna o de la oposición, son parte de este exclusivo circuito de poder económico y político, como propietarios, parte de directorios o funcionarios de alato nivel.

No hay remedio, dirán los pesimistas, que hoy por hoy, son la mayoría. Difícil hacer cambios de fondo cuando no hay principios que proclamar, cuando los valores son reemplazados por dádivas para asegurarse el futuro, cuando rojos, blancos y amarillos son parte de esta santa alianza en que la especulación financiera y el lucro, en resumen, el poder del dinero, son la religión oficial y la han impuesto a sangre y fuego.

No son tiempos felices para los ideales superiores, ni tampoco para quienes aspiran a una sociedad basada en los intereses de la comunidad. Poco interés en los grandes proyectos trasformadores, menos aún por revertir el estado de desprestigio en que están nuestras instituciones republicanas. Todo indica, que por ahora, seguirán los días nublados en nuestro territorio.

 

Publicado el 15-05-2011

Compartir Tweet


Centro Informativo de ALERTA AUSTRAL - Santiago de Chile - http://www.alertaaustral.cl - 2005-2012
L
a reproducción total y parcial del contenido, asi como de las imágenes publicadas, debe ser con autorización de los editores de la revista y con cita de la fuente.

   Creative Commons License